REPARACIONES CIRCULARES O THE LONG GAME OF PATIENCE

Hemos desarrollado una web para el proyecto, puedes revisarla en: https://colectivainternacionalista.hotglue.me

EXPOSICIONES COLECTIVAS
PARA UNA MUTUAL
DE APOYO INTERNACIONAL

“Una atmósfera siniestra envuelve el planeta. El aire del ambiente, saturado de las partículas tóxicas del régimen colonial-capitalístico, nos sofoca. […] ejerce su seducción perversa sobre el deseo cada vez más violenta y refinadamente, llevándolo a entregarse aún más gozosamente al abuso. En este grado de expropiación de la vida, una señal de alarma se dispara en las subjetividades: la pulsión se pone entonces en movimiento y el deseo es convocado a actuar. Y cuando se logra tomar las riendas de la pulsión, tiende a irrumpir un trabajo colectivo de pensamiento-creación que, materializado en acciones, busca hacer que la vida persevere y obtenga un nuevo equilibrio. Por eso, los momentos como este que estamos viviendo siempre son los más vigorosos e inolvidables”.
Suely-Rolnik. Esferas de la Insurrección.

Los sucesivos levantamientos, que en distintas partes del globo están alzando la voz frente a la pérfida violencia de los sistemas neoliberales de dominación, que explotan la idea de libertad y destruyen masivamente formas de vida local, han sido el caldo que pudre los signos que nos han identificado en el pasado, tensionando y alimentando la posibilidad de reorganización a favor de una mayor justicia social.

La capitalización del sufrimiento global, sus escenarios y contingencias, a tope de ebullición, anuncian hace décadas el fin del mundo, conduciendonos inminentemente a transitar por prácticas culturales de emergencias que son urgentes poner en movimiento, como estrategia de posicionamiento frente a la consonada lejanía que nos impone el mal llamado distanciamiento social.

Ante la certeza de estar en un tiempo de tránsitos inhóspitos, a través de umbrales de incertidumbre y transmutación, y con la convicción que hoy más que nunca necesitamos acercarnos afectiva y políticamente para sobrellevar las contradicciones a las que nos ha empujado el COVID-19, es que los centros de operaciones La Pan y Caput han creado una conexión para abrir una convocatoria a realizar proyectos visuales o audiovisuales durante todo el 2020 en línea.

Creemos que es trascendental mantener vivo el deseo colectivo de cambio durante este tiempo que estamos viviendo, por lo que nos hemos propuesto prepararnos y repararnos juntxs. Hacer de la acción una agitación social que nos permita volver a nacer, creer y crear a partir de los pasados reconocidos visibles e invisibles, como las toxinas que hoy bombardean las capas del planeta. Ya no sólo convivimos con las fuerzas de la incertidumbre que arrastra el modelo de desarrollo sociopolítico, económico y cultural que nos impera, sino que además debemos vivir con la trágica esperanza de un rudo destino que recesa el mundo, un virus. Algo que no conocemos, un veneno en el aire que se introduce en nuestros interiores. Con quien cada vez tenemos una relación más íntima y destructiva, al igual que con el régimen colonial-capitalístico.

Las posibilidades de capitalización del sufrimiento global nos tensionan hacia el tiempo del no sentido y hacia el disciplinamiento de lo digital, con el consecutivo riesgo de que todo parezca igual ante la sintomatología de la paranoia del virus, que quiere imponer y hacer prevalecer la individualidad narcisista y cancerígena del ser y su consiguiente desprecio y reificación de la otredad. Sin embargo, a pesar de toda antítesis, existen las rebeldías. Aquellas desobediencias que nos hacen viajar hacia las revoluciones para conseguir libertades.

“No podemos dejar la revolución en manos del virus. Confiemos en que tras el virus venga una revolución humana. Somos nosotros, personas dotadas de razón, quienes tenemos que repensar y restringir radicalmente el capitalismo destructivo, y también nuestra ilimitada y destructiva movilidad, para salvarnos a nosotros, para salvar el clima y nuestro bello planeta.”
Byung Chul Han. La emergencia viral y el mundo del mañana.

“¿Cuáles son las interdependencias de esta pandemia al pensar en la igualdad, la interdependencia global y nuestras obligaciones mutuas?”
Judith Butler. El capitalismo tiene sus límites.

En tanto, es indispensable para estos equipos de investigación, curar desde la idea de reciprocidad y elaboración recompositiva de los afectos, del cuidado mutuo y la necesidad de hacer lenguaje los signos del cuerpo y todo deseo de emancipación que nos obligue a salir de este oscuro tiempo.

Haciéndonos parte de las estrategias de señalamiento y comunicación, nos sumamos, desde nuestros propios cuerpos de mujeres con sus identidades, a la convicción que podemos vivir- a través de los feminismos- en sociedades (colectividades) de confianzas y resistencias. Desprendiendonos de los cánones tradicionales de normalidad y normatividad y con ello, nuevamente, propagar esporas para la fertilización de alianzas florales, dispuestas a atraer y producir un otro ecosistema, por ahora virtual pero igualmente espiritual, que nos permita encontrar, a través de proyectos lúcidos, posibles propuestas para revertir los alarmantes e inciertos planos del eterno retorno.

¿Será el juego circular quién nos reparará? ¿o sólo serán ritos de paso que nos ayudarán a enfrentar la desesperada ebullición de la desgracia?

Vitalmente, nos dirigimos a otras mujeres/disidencias que estén en sintonía fina con las condiciones contemporáneas que se respiran en esta convocatoria. Invitandolas a presentar trabajos de arte, proyectos de investigación terminados o en curso, que aborden los temas planteados por la curaduría.

Si tu trabajo se adhiere a alguna de estas convocatorias, participa!